lunes, 3 de marzo de 2014

¿Dónde queda el tiempo?

¿Dónde queda el tiempo?



Desde que cumplí los veinte años me da la sensación de que el tiempo se me va volando y lo que antes hacía en una tarde hoy tengo que hacerlo en varias, aunque sea la misma cosa. Sinceramente, no sé qué ha pasado, llevo días preguntándome. ¿A dónde se ha ido ese tiempo? Todo corre tan deprisa que no tengo ni tiempo para darme cuenta de que ya se ha esfumado y no me ha dado tiempo para hacer todas las cosas que quería.

Llevo un par de meses queriendo dedicarme a dibujar tranquilamente mis cosas y cada vez que me voy a poner a ello algo me lo impide: un trabajo de pintura, una investigación de escultura, un proyecto de tecnologías, más prácticas de dibujo (aunque éstas no me molestan en absoluto), las redacciones de inglés y las horas diarias que le tengo que dedicar para el examen (que, por cierto, es en dos días)... una vez termino todo este trabajo y voy a ponerme a ello... ¡puf! Aparecen más trabajos como venidos de la nada.

A veces me gustaría que simplemente fuera verano para poder descansar física y psíquicamente, pero un buen descanso profundo y reparador, para poder después ponerme manos a la obra en lo que realmente quiera hacer y demás. Es muy frustrante estar tratando de encontrar tu propio estilo o al menos practicar las partes que te gustaría mantener y darte de bruces con que todo tu tiempo te dice adiós cuando ya has hecho tus obligaciones y responsabilidades.

Sinceramente, estoy hecha polvo.









Escrito por Nedylene A'Daragon



3 comentarios :

  1. Te entiendo perfectamente. Y tambien tengo el problema de que, cuando tengo tiempo para hacer lo que me hubiera gustado hacer antes, o no tengo muchas ganas o la inspiracion se fue al traste.
    Tambien es verdad, que no estoy muy agetreada con trabajos como me gustaria teniendo en cuenta que estoy haciendo Bellas Artes. Sinceramente, veo este segundo año mal enfocado a la especialidad que quiero hacer: ilustracion y animación. Pero que se le va a ser. Es lo que me toca al no poder salir fuera a estudiar por asuntos economicos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Tienes toda la razón! Cuando cumplimos los veinte de pronto parece que el tiempo vuela, y que hay mucho más por hacer. Un caos. Pero esa sensación de agobio pasará, ya lo verás. Ahora se te han juntado muchas cosas y está descolocada, y algo perdida seguramente. Pero no va a durar mucho, encontrarás tu ritmo ;)

    Un besote y ¡animo valiente!

    ResponderEliminar
  3. Concuerdo contigo, de niños el tiempo parecia transcurrir más lento, pero era la falta de obligaciones y las preocupaciones que ellas nos traen. Ahora los días pasan volando, pero claro que alcanza el tiempo, a veces no como esperas, pero personalmente lo he comprobado ya que también muchísimas actividades, creo que es talento creado el de administrar los tiempos, sólo practicalo.

    No podrás con todo en un día, pero mejor hacer mucho de algo en un día que poco de muchas actividades :). Verás que puedes con todo, eso sí, date tus tiempos de relajarte. Saludos!

    ResponderEliminar

Aquí puedes contarnos tu opinión.
Si comentas, por favor, hazlo con respeto.
No dejes direcciones ni spam o tu comentario será borrado automáticamente.