lunes, 17 de diciembre de 2012

Decepción de clase

¿Sabéis? No hay nada más cabreante e injusto que llegar a clase por la mañana contenta por levantarte con buen humor y que ese humor se chafe con sólo ver tu trabajo estropeado, manoseado, por dos o tres impertinentes de turno. Todo un trabajo de medidas exactas y arreglos de tres semanas mandado a tomar por saco, y con perdón de la expresión; todo esto a dos días de la entrega final de dicho trabajo.

¿Quién fue? No se sabe, hay muchos turnos, mucha gente, que pasa por la misma clase, algunos más maduros y correctos que otros. Lo peor de esto no es sólo el hecho de que la hayan manoseado aposta con intención de estropearla, sino el hecho de que, al quejarte al profesor reportando lo ocurrido, tus compañeros te tachen de mentirosa con tal de desacreditarte, diciendo que lo has hecho tú. A ver, ¿qué sentido tendría el destrozar un trabajo en el que he invertido unos dos meses en hacer y, sobretodo, a dos días de la entrega? Ninguno.

1 comentario :

  1. Joder, me he quedado de piedra, pero cuánta mala gente hay por el mundo.
    Claro, no tenías tú nada mejor que hacer que malograr tu propio trabajo y esfuerzo para luego ir de víctima, sí, cuadra mucho ¬¬
    Espero que puedas arreglarlo y entregarlo, ánimo y un besote!!

    ResponderEliminar

Aquí puedes contarnos tu opinión.
Si comentas, por favor, hazlo con respeto.
No dejes direcciones ni spam o tu comentario será borrado automáticamente.